viernes, 21 de octubre de 2011

LAS RANAS TAMBIÉN SE ENAMORAN- MEGAN MAXWELL

OH LA LA!! Lo ha vuelto a hacer, esta mujer cada vez que escribe algo se supera. Me encanta su estilo y su frescura, la jerga coloquial que usan sus personajes, es como la vida misma  y te hartas de reir con el desparpajo de la protagonista y sus amigos.

Entrando en materia, la protagonista principal es Marta Rodriguez, una mujer fuerte e independiente, pero que ha tenido un pasado duro, es madre soltera en la vida y ha sacado adelante a su hija ella sola, le pirran las motos y ella misma tiene una y sin embargo, trabaja en una empresa de ropa flamenca y para mejor acaba de salir de una relación de tres años con un tipo nada bueno.
En esta etapa de su vida, con una hija cada vez más rebelde ( y a la que en determinados momentos del libro te dan ganas de estrangularla) se encuentra con su rana, Philip Martínez (hijo de padre español y de madre inglesa, conde para mejor, perseguido por mil y una mujeres que  lo ven como un billete con patas, o sea , forrado de dinero).

Desde el primer encuentro chocan una y otra vez, son opuestos como la noche y el día, uno de la alta sociedad, ella castiza y con orígenes difíciles, pero hay atracción entre ellos y ambos deciden superar sus últimos fiascos amorosos jugando al juego de la rana (ella) y al juego de la oca (él), a partir de ahí hay mil situaciones para reirse, para ver el acercamiento de la pareja y la evolución de todos los personajes secundarios que les rodean.
Me encantan los amigos de Marta, Patricia es la caña y me partía de la risa con la escena del poli calvo (hay que leerla) y su amigo gay Adrián tiene arte por los cuatro costados. El personaje de Lola Herrera también es entrañable, y la hija es una rebelde de mucho cuidado, que se  ve en situaciones poco recomendables hasta que tiene que madurar a base de palos y malas experiencias, como dije antes, como la vida misma: nadie escarmienta por cabeza ajena y en la adolescencia nos parece que nuestros padres son nuestros enemigos y que sus consejos no son por nuestro bien (nos incluiremos todos en esa fase aunque yo nunca llegué a los extremos de Vanessa).

 En fin que lo recomiendo si o si, es de versatil, vale 15.90 euros (que vale la pena pagar), tiene 380 páginas, una edición muy cuidada, una portada preciosa, y me ha encantado el detalle de las ranitas por dentro al inicio de cada capitulo. También vuelvo a recomendar sus libros: Deseo Concedido y Fue un Beso Tonto.

Cada vez tenemos mejores autoras en España y eso es una alegría, hay que apostar por ellas y reconocerles su trabajo porque lo merecen y tienen que tener su hueco en el panorama y mercado literario actual.

Os dejo la portada tan bonita. Saluditos.


2 comentarios:

  1. hola, me ha encantado el libro y me he reido tanto que acabe con dolor de estomago, que pasada.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que te lo hayas pasado tan bien con el libro, la verdad es que todos los libros de Megan suelen tener detalles bastante divertidos. Saludos

      Eliminar

Etiquetas