lunes, 28 de mayo de 2012

REFLEXIONES VARIAS

En estos últimos tiempos, me duele ver los estragos que se notan en todas partes por la crisis, negocios múltiples y variados, de muchas generaciones, están teniendo que cerrar, con los recortes que se están haciendo en todos lados también disminuyen los ingresos de las familias y esto repercute en el consumo, está claro que cuando hay poco dinero se prioriza donde gastarlo y también se estimula la picaresca así como el pirateo de aquello que sea posible: imitación de ropa, bolsos,... descargas ilegales de música, cine, libros... y se crea un circulo vicioso difícil de romper. Por supuesto, mi profesor de economía de la carrera diría que esto es una forma demasiado simple de explicarlo, pero es mucho más comprensible que elaborar una explicación sobre diversos modelos económicos y las ventajas y desventajas de éstos, verdad? Y además aderezado de la especulación bancaria que no olvidemos ha puesto a muchas familias en la cuerda floja.

Digo todo esto, porque he visto una noticia hace ya algunos días que me ha entristecido: La Editorial El Maquinista ha cerrado. La crisis le ha afectado.

Es una lástima, era una buena editorial, autoras de gran valía como Gema Samaro, Noelia Amarillo, Helena Nieto y muchas otras publicaron con su sello, un sello que tenía buen precio, formato de calidad y apostaba en muchos casos por autoras nacionales. Esto a su vez, da lugar a que hay otra editorial menos para publicar obras de autores nacionales que tienen una gran calidad y que en muchos casos no les queda más remedio que la autopublicación, si es que pueden permitirse ese coste para tener la satisfacción personal de dar salida a sus proyectos literarios, y seamos conscientes, de que en muy pocos casos, se dedica uno a esta profesión (por lo menos con el panorama literario de nuestro país ) para ser rico y dar un pelotazo como S. Meyer y su saga Crepúsculo. En la gran mayoría de los casos, se hace por vocación, porque les gusta escribir y crear historias con las que deleitar a los demás, pero que no les dan de comer y tienen que tener otra ocupación principal, con lo que le quitan tiempo a sus familias y vidas cada vez que se sumergen en crear un relato o historia. Pero esto no se valora por parte de editoriales en la mayoría de los casos (el escritor vocacional ni piensa en eso) y para una editorial que valora lo nacional tiene que acabar cerrando.
¡Qué lástima me dan esas cosas y qué panorama más complicado veo en el mundo literario, en el que además con tanto intermediario suele tener precios caros para los libros y no todo el mundo puede permitirse ese gasto mensual como hago yo! Después de todo soy afortunada.

Escribo en el blog porque me gusta, compro los libros que leo, o los saco de bibliotecas o me los dejan amigas, intento ayudar a que la gente lea más desde mi humilde aportación, a que se aclaren si tienen dudas sobre libros ( y parece que se está visitando mucho últimamente este blog porque en la estadística me vienen casi 10.900 páginas vistas, lo que no está mal para tener el blog de poco tiempo y pocos seguidores; algún día os haré una entrada sobre los libros que más mira la gente en este blog y analizaremos que es lo que parece gustar más). Lo hago cómo digo porque me gusta poderle ser útil a los lectores que quieren saber más de algún libro o autor, no se lo he dicho ni a mis amigos ni familia porque no quiero que nadie me siga por obligación sino porque le guste el blog, o le resulte de utilidad y no hago como en muchos blogs que quieren que se les suministre libros gratis y si no ponen a parir a las autoras. Hay que ser justos y respetar el trabajo de las personas que tienen el valor de crear una obra y exponerla al público como quien pare un hijo, para que se le ataque gratuitamente. Se deben hacer críticas constructivas si algo no gusta porque está claro que así es como se puede ayudar a mejorar al escritor y no todos tenemos los mismos gustos ni en literatura ni en otras muchas cosas.

Por tanto, si queremos que el mundo literario mejore también habrá que poner un poco de nuestra parte dentro de los límites razonables que cada uno tengamos, para evitar seguir escuchando esas tristes noticias de editoriales que cierran o autores que no son publicados pese a tener gran calidad. Además parece que se impone que vengan los productos literarios de fuera, eso se comprende en una economía globalizada, pero que sean cosas de calidad y no sólo lo que se crea éxito seguro, y se deje en detrimento lo nacional. Y si publican una saga, que la acaben de publicar y no dejen con la miel en los labios.

Así por ejemplo, hay autoras que yo considero que deberían publicarse en nuestro país y no se les está dando posibilidad, son autoras extranjeras, pero que publiquen lo bueno de ellas igual que deben publicar lo bueno de las autoras nacionales y promocionarlas lo mismo que a las extranjeras para que haya igualdad de oportunidades para vender; por ejemplo, Lora Leigh tiene una saga erótica buenísima por lo que he visto por internet y que aquí no la publican, publicaron la saga de Fuerzas Especiales (para luego dejarla sin dos libros, manda narices) y no publican la de placeres ( la que va de hombres dominantes con un club y que su modo de vida es la dominación sexual y hacer trios), igual parece que la saga es muy fuerte pero seguro que vendería cuando el género erótico hoy se quiere más explicito y se va a publicar a la autora inglesa de una trilogia de BDSM no menos fuerte creo yo. O el caso de Lorelei James, que es autora erótica muy reconocida en EEUU y  que se centra en relatos eróticos donde los protagonistas son sus chicos vaqueros, no me digaís que no tiene morbo que te cuenten sobre los rudos vaqueros americanos con sus rodeos y todo eso, y tener una perspectiva diferente de algo que aquí no es típico porque no ha sido uno de los elementos de nuestra forma de vida.

O también puedo hablaros de Lucy Monroe, por lo general, esta mujer es demasiado edulcorada para mi, sus relatos siempre tienen el mismo formato: principe azul típico ( ya sea árabe o americano), forrado en dinero, guapo, ligón, pero gilipollas con la mujer de su vida a la que hace daño. La chica, normalmente virgen (lo que me parece bien pero no muy realista con protagonistas de 25 o 30 años), pero tan voluptuosa que él piensa lo que no es y la trata como una puta, y suele haber un embarazo en sus libros. Como digo muy previsible para mi, pero tiene ahora una nueva serie muy buena de pictos cambiantes, es sobrenatural, pero en la época celta y de higlanders y con mucho más morbo y acción y eso no lo publican pero si nos meten estos otros que se parecen a la época de Corin Tellado, cuando se ha evolucionado en la sociedad y en las preferencias del lector, y podría seguir y seguir.... con mis reflexiones. Y a nivel nacional debería haber más concursos para autores noveles y publicar un porcentaje mínimo por las editoriales para autoras nacionales, o por lo menos reservar ese porcentaje de publicación y llevarlo a cabo si hay relatos buenos.


Espero que hayamos coincidido en algo cuando leaís esto y que me comenteís vuestras impresiones. Hoy tengo la pinza un poco ida y de lado reivindicativo. Besotes a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas