viernes, 24 de enero de 2014

ENTREVISTA A AMY PLUM

Os dejo la entrevista que la Editorial Libros de Seda ha hecho a Amy Plum, autora de "Mi vida por la tuya", una de las novedades que esta editorial publica en España en el mes de febrero.

Además os pongo el enlace a la página de la editorial por si queréis verlo allí.

http://librosdeseda.com/content/11-blog

https://www.facebook.com/librosdeseda?fref=ts

Querida Amy, antes de nada nos gustaría darte las gracias por dedicarnos parte de tu tiempo contestando a estas preguntas.
L.S. ¿Cómo descubriste la novela juvenil? ¿Qué fue lo que hizo que a la hora de escribir te decidieras por este género y no otro?

Respuesta: Mi primer libro fueron unas memorias cómicas acerca de la vida en la campiña francesa. Así llegué hasta mi agente, pero esa historia nunca se publicó. De manera que quise intentarlo con otro género con mi segundo libro. Las dos categorías que me interesaban eran la novela de terror y la romántica paranormal, así que acabé por elegir esta última. Por aquel entonces era profesora de inglés en una universidad francesa y me pasaba el día rodeada de adolescentes. Así pues, aunque en un principio no me había planteado escribir para jóvenes, siempre estaban presentes en mi mente mientras escribía el libro.

L.S. ¿Quiénes son tus autores preferidos y de qué modo te han influido? Si visitásemos tu biblioteca, ¿qué libros encontraríamos? ¿Cuál es el peor libro que has leído? ¿Y el mejor?

Respuesta: Me encanta el realismo mágico, así que mi libro favorito es
Winter’s Tale, de Mark Helprin.  Pero la serie Narnia de C.S. Lewis y El señor de los anillos de J.R.R. Tolkien me resultaron muy formativos cuando era joven. En mis años de adolescente, leía mucha ciencia ficción y literatura fantástica, y creo que eso se me quedó grabado, así que durante los veinte y los treinta seguí leyendo prácticamente solo ficción. Ha sido un gran placer volver a los libros mediante la creación de mundos fantásticos, así que en mi biblioteca personal pueden encontrarse muchos títulos de ese género, como por ejemplo la saga La materia oscura de Philip Pullman. Ahora sé mucho sobre otros autores, he leído sus libros y tengo una sección bastante completa de literatura juvenil en mi biblioteca.
         En cuanto al peor libro que he leído: jamás soporté a H.P. Lovecraft, ¡y eso que lo intenté!

L.S. Conozcamos un poco más tu faceta de escritora. ¿Te sueles imponer un horario estricto a la hora de escribir? ¿Cómo es un día cotidiano en la vida de Amy Plum cuando está trabajando en una novela?

Respuesta: Cuando estoy trabajando en un primer esbozo de una novela, escribo unas mil quinientas palabras al día. Eso son unas cuatro horas de trabajo, así que entremedias me gusta darme algún que otro paseo. Soy un desastre en lo de postergar algo, por lo que para asegurarme de que hago mi trabajo, cada día envío esas mil quinientas palabras a una amiga. Ella las lee y me da su opinión, que la mayoría de las veces consiste en animarme. Y si no le he enviado las páginas, me escribe y no deja de darme la lata para que lo haga. Y parece que funciona. ¡Sé que tengo mucha suerte al contar con una amiga que tiene tanta paciencia conmigo!


L.S. ¿Hay algo en particular que te inspire a la hora de escribir? (Música, hacerlo en un determinado lugar....)

Respuesta: Suelo trabajar en casa, bien sentada en el sofá con el portátil sobre el regazo o bien en la mesa del comedor. Pero cuando voy por la mitad del primer manuscrito, puedo pasarme días sin ver a nadie. Me temo que acabaré siendo una de esas personas que se muera en casa sin que nadie se entere y a la que acaben encontrando cuando la cosa empiece a oler mal. Así que cuando me siento demasiado sola, hay una bonita biblioteca, pequeña, calle abajo en Marais, y me voy allí a escribir.
Respecto a la música, no me gusta escucharla cuando estoy en mi primer borrador. Pero más adelante, trabajo con cascos y escucho música de todo tipo. Me pongo la misma canción (o las mismas canciones) y las escucho una y otra vez, porque si pongo algo nuevo dejo de prestar atención a lo que estoy haciendo y me pongo a escuchar la letra.
Además, bebo MUCHO café. Me gusta demasiado. Es sorprendente. J


L.S. Según tu opinión, ¿qué elementos esenciales debería tener toda historia romántica para jóvenes?

Respuesta: No puedo hablar por las novelas románticas en general, pero en lo que respecta a la saga Revenants, la localización resultaba fundamental. París es uno de los lugares más románticos del mundo: es el sitio perfecto para enamorarse. Asimismo, para mí el «objeto de afecto», el ser amado, era de extrema importancia. Primero pensé en Kate apareció en mis pensamientos. Y una vez supe quién era, me puse a pensar en el tipo de chico y en el tipo de ser sobrenatural del que una muchacha como ella se enamoraría. Además, necesitaba algo que les mantuviera separados. Porque si se ven, se enamoran y viven felices para siempre… ¿Qué gracia tendría?


L.S. ¿Qué es lo más difícil a la hora de escribir una historia? ¿Qué es lo más divertido que te ha pasado en tu faceta como escritora?

Respuesta: Lo más duro de escribir una historia es esperar hasta que se te ocurre lo que va a pasar. No planifico la trama por adelantado. Me siento frente al ordenador cada día sin saber qué va a pasar hasta que me pongo a teclear. La historia me llega mientras estoy escribiendo. Lo que significa que me resulta muy duro dormir por la noche cuando he acabado el día dejando a medias una escena emocionante.
         Lo más divertido para mí es conocer a mis lectores. Tener la oportunidad de hablarles cuando asisto a alguna conferencia o firmo ejemplares de mis libros, y también cuando me escriben y me cuentan lo que mi obra representa para ellos.


L.S. Hablemos ahora de la saga, Revenants, así como de Mi vida por la tuya, el primer título que ha sido traducido al español. ¿Por qué decidiste encuadrar la novela en París y elegir a un inmortal como protagonista?

Respuesta: París es un lugar mágico. Viví allí durante cinco años, cuando tenía veinte, y luego volví un par de años después. Y cada día salgo de casa, miro a mi alrededor y siento el mismo entusiasmo y la misma emoción que la primera vez que estuve allí. La magia casi puede palparse. Pero a la vez que es bonita y romántica, la ciudad tiene un lado oscuro: una historia violenta de traiciones y asesinatos. Así que pensé que eso sería perfecto para situar una batalla épica entre el bien y el mal.
         En cuanto al hecho de elegir a un inmortal como protagonista, me gusta la idea de un amor imposible. Si se introduce un problema como el envejecimiento y la muerte en una relación entre una humana y un inmortal, de ahí puede salir de todo. Es la fórmula perfecta para crear una tragedia. Y con un personaje como Kate, para quien la muerte es algo que le ha tocado muy de cerca, simplemente no pude resistirme a introducir ese elemento en la historia y ver qué pasaba después.


L.S. ¿Por qué numas y revenants? ¿Qué representan?

Respuesta: Cuando estaba pensando en qué tipo de seres sobrenaturales quería introducir en mi historia, me hice una lista de los ya conocidos. Se ha escrito tanto sobre vampiros y licántropos que pensé que no había más que añadir. Pensé entonces en fantasmas, momias, unicornios, hadas, dragones, incluso en seres como sátiros y ninfas.
         Al final, las únicas criaturas sobre las que podía imaginarme escribiendo sin acabar harta eran dioses y zombis. Mis revenants son una mezcla de ambos. Seres con poder sobre la vida y la muerte, pero que han sido antes personas vivas, gente que tuvo una historia concreta en el pasado.
         En el primer borrador de mi libro, les llamé zombis. Pero cuando llegó el primer beso, simplemente no pude seguir utilizando esa palabra. Lo único que me venía a la cabeza eran trozos de carne cayendo del cuerpo. ¡Y el olor! ¡Qué asco! Así que busqué otra palabra que pudiera utilizar, y así se me ocurrió revenant, que viene del francés y significa «espíritu que regresa de la muerte con un propósito concreto». Después pasó algún tiempo hasta que se me ocurrió cuál debería ser ese propósito salvar a los humanos de una muerte ocasionada por fuerzas sobrenaturales—, aunque ya sabía que su papel sería muy importante en el mundo de los mortales.
         En cuanto a los numa, si por un lado tienes buenos chicos, tienes que compensar su existencia con los malos. Los revenants buenos vuelven a la vida tras morir salvando a otra persona. Los numa (los revenants malos) vuelven a la vida tras haber traicionado a alguien, lo que ha provocado la muerte a su víctima.  



L.S. Sabemos que el proceso creativo es algo verdaderamente mágico y que requiere una enorme dosis de imaginación por parte del autor, pero, además de la imaginación, ¿alguna vez echas mano de experiencias personales a la hora de escribir tus historias o de crear a tus personajes? Y en este libro en concreto, ¿qué hay de imaginación y qué de experiencias vividas?

Respuesta: Puesto que Mi vida por la tuya era mi primer libro, hice lo que había oído decir que los escritores noveles deben hacer: «escribir sobre lo que sabía». Así que cuando creé a Kate, en ella puse mucho de mí misma. Su reacción ante la muerte de sus padres es la misma que tuve yo cuando mi madre falleció hace catorce años. Su actitud respecto de París la misma que yo tuve cuando llegué aquí a los veintidós. Y usé algunas de mis primeras experiencias en la ciudad: besar a alguien en el Pont des Arts, circular por la ciudad subida a una Vespa conducida por un guapo francés, bailar en los clubes nocturnos de la ciudad.
         Y como vivía a horas de París en el valle del Loire mientras escribía, y por tanto no estaba en la ciudad para investigar, los lugares en los que localicé las escenas eran siempre sitios que conocía bien. El estudio de Jules es mi viejo apartamento de Marais. Solía ir a menudo al Village St. Paul para comprar en las tiendas de antigüedades. Me conozco los museos como la palma de mi mano. El restaurante en el que Vincent y Kate se citan por primera vez es mi restaurante favorito.
         Y a pesar de que hay mucho de mí misma en Kate, también lo hay en Georgia y en Mamie y Papy. Los demás personajes no están inspirados en nadie que conozca, pero se me ocurrieron así, redondos, con sus propia manera de mirar, su personalidad y su forma de hablar.


L.S. Cuando comienzas un libro, ¿tienes clara toda la trama y los personajes desde un principio y te atienes a ello, o en algún momento tus personajes se apoderan de la historia?

Respuesta: Como ya he dicho antes, no tengo una idea clara de la trama. Para mí escribir es como caminar a tientas por una casa a oscuras. Siempre hay alguna sorpresa esperando a la vuelta de la esquina y nunca sabes con qué te vas a encontrar cuando des la luz.
         Aun así, pienso en los personajes antes, como mínimo en los principales. Sé quiénes son y cómo son. Cada vez que acababa uno de los libros de la saga, me sentía infeliz, como si me hubiera despedido de unos buenos amigos. Y cada vez que me ponía a escribir el siguiente, era como un reencuentro feliz. Incluso ahora, dos años después de haber escrito el último libro, es como si Kate, Vincent, Georgia, Jules, Ambrose y Charlotte hubieran sido amigos míos en otra vida. Todavía están ahí, y siguen con sus vidas, como siempre. Lo único que pasa es que ya no estamos en contacto, y eso me da un poco de pena.


L.S. ¿Qué características NO pondrías nunca en un héroe de novela (o en una heroína)?

Respuesta: No me gustan las mujeres débiles. Y no me gustan los hombres que ven a las mujeres como débiles y a ellos mismos como sabios. Ya no estamos en el siglo xix. Las princesas pueden rescatarse a sí mismas y, a veces, incluso salvar al príncipe.


L.S. ¿Cómo definirías tu estilo? ¿Qué encontrarán los lectores en Mi vida por la tuya?

Respuesta: ¡Es la primera vez que me lo preguntan! En realidad, no lo sé. Intento instilar un sentido de maravilla. Un sentido de que, aunque el mundo parezca normal, deje entrever que bajo la superficie se esconde un mundo en el que pueden suceder cosas mágicas e increíbles. Cualquier cosa. Y aunque hay mucho de besos y de lucha con espadas, subyace una cierta inocencia en el corazón de mis historias. Una promesa de que la bondad prevalecerá aunque todo se complique bastante antes de que eso suceda.


L.S. Hablemos un poco de los personajes y de su entorno. ¿Quiénes y cómo son los personajes de Mi vida por la tuya?

Respuesta: Por un lado está Kate, cuyos padres han fallecido en un accidente de coche una semana antes de que cumpliera los dieciséis, y luego su hermana mayor, Georgia, que le lleva un año. Las hermanas se mudan a París para vivir con sus abuelos paternos, Mamie (restauradora de arte) y Papy (vendedor de antigüedades). Luego está La Maison, la casa en que viven los revenants. Muchos de ellos fallecieron durante la I y la II Guerra Mundial: Vincent (que estaba en la Resistencia), Jules (un artista encantador), Ambrose (un soldado estadounidense), los mellizos Charlotte y Charles que murieron salvando a algunos compañeros de clase. Y después tenemos a Gaspard y Jean Baptiste, mucho mayores, el último de los cuales es el líder de los revenants buenos. Además, están, por supuesto, los malos, los numa, el líder de los cuales es Lucien (y por tanto, el antónimo de Vincent).


L.S. ¿Qué novela o escena te ha resultado más difícil escribir y por qué? ¿De qué novela guardas un especial recuerdo?

Respuesta: Honestamente: aquellas en las que se besan. Casi me sentí cohibida. Escribir una escena en la que una persona se abalanza sobre otra con una espada y le corta la cabeza es más fácil, pero ponerte a escribir los detalles de un beso resultó ser una tortura para mí. Si la lees palabra por palabra, el beso es un engorro, con los labios y las bocas de por medio, con la respiración fuerte y el corazón de cada uno latiendo a mil. Intenta escribir una escena con un beso sin que suene tonta. ¡Es imposible!
         En cuanto a un recuerdo especial, tengo que mencionar cuando escribí la carta de amor de Vincent a Kate. Me sentí como si la hubiera escrito el propio Vincent, no yo. Fue directamente desde el personaje hasta el papel: eran al cien por cien sus palabras.
         En un ámbito más personal, la escena en que Kate y Georgia están en la morgue con su madre fue, además de difícil de escribir, fundamental para mí, porque venía directamente de la experiencia que mi hermana y yo tuvimos cuando vimos a mi madre horas después de que hubiera fallecido. Algo muy primario me invadió, de manera que me arranqué unos mechones de cabello y los dejé junto a su cuerpo, para que cuando la incineraran esa parte de mí se fuera con ella.


L.S. Sabemos que esta es difícil, pero, de todos tus personajes masculinos, ¿cuál es tu favorito? ¿Y de los femeninos?

Respuesta: Suelo decir que flirtearía con Jules pero me casaría con Vincent. De la misma manera, me encantaría tener a un Ambrose entre mis amigos más cercanos. Me lo imagino levantándome y abrazándome con esos brazos fuertes que tiene siempre que necesitara que alguien me abrazase. En cuanto a Gaspard, le adoro.
         Kate y Georgia son dos partes de mí, así que no escogería a ninguna de ellas. Me encanta Charlotte, que lleva tanto tiempo sufriendo. Especialmente cuando descubre toda su fuerza en el tercer libro. Hay otro personaje que en el tercer libro solo sale en algunas escenas, Ute, pero ¡es todo un carácter! Se merecería un libro solo para ella.


L.S. ¿En qué proyecto estás trabajando ahora mismo? ¿Puedes hablarnos un poco de él?

Respuesta: Estoy trabajando en una saga de dos volúmenes titulada After the end. Cuenta la historia de Juneau, una chica cuya familia huye a América poco antes de la III Guerra Mundial y se va con un grupo de amigos a vivir en la parte más salvaje de Alaska. No es hasta que su clan desaparece y ella deja su territorio para ir en su busca cuando se da cuenta de que la civilización no ha desaparecido tras un holocausto nuclear. De hecho, ni siquiera ha existido una III Guerra Mundial. Juneau se encuentra entonces en el mundo de hoy, buscando a su clan, mientras que alguien quiere darle caza, alguien que persigue un secreto que ella ni siquiera sabía que guardaba. Hay magia, traición y, sí, también algún que otro beso.

L.S. Nos imaginamos que la andadura hasta conseguir ver publicada tu novela, primero en inglés, luego en muchos otros idiomas y ahora en español, ha sido difícil, pero también creemos que en el momento en que te dicen que tu sueño se ha hecho realidad se te debe olvidar todo lo malo y quedarte con lo bueno. ¿Qué consejo les darías a las personas que siguen intentando que publiquen su trabajo?

Respuesta: Que lean mucho. Que escriban mucho. Y que se hagan con un grupo de lectores de diversas edades y distinta formación para que les comenten lo que les parece su obra. No estoy muy segura de cómo funciona en España ni en otros países de América, pero encontrar un agente fue para mí el primer paso e invertí mucho tiempo y esfuerzo en encontrar uno. Y recordad: todo escritor tiene un primer libro que nunca fue publicado metido en algún cajón en alguna parte. Si tu primer libro no vende, déjalo a un lado y ponte a escribir el segundo. ¡Llegará un día en que estés encantada de que ese primer libro no haya sido publicado y esté por ahí en las estanterías de alguien que pueda leerlo!

L.S. ¿Te gustaría decirles algo a tus lectores en español?

Respuesta: No pienso ofenderos masacrando vuestro idioma. Ya tengo un acento bastante divertido cuando hablo francés y mi italiano es penoso. Diré que una vez visité San Sebastián, y allí pude probar la comida más rica que jamás había tomado.

L.S. Por último, nos gustaría darte una vez más las gracias por compartir tu tiempo con nosotros. Deseamos de corazón que Mi vida por la tuya y toda la saga Revenants sea un auténtico éxito literario.

Respuesta: ¡Muchas gracias! Espero que los lectores españoles disfruten con mis historias y se enamoren de mis personajes. ¡Por favor, no dejéis de escribirme si es así!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas