sábado, 21 de mayo de 2011

RENACER- CLAUDIA GRAY

Hoy os voy a hablar del último libro que me he leído y que pertenece a una saga de literatura romántica juvenil y con tintes paranormales.
Es una de las sagas juveniles que puedo decir que tiene mucha elegancia en su historia, en su redacción, junto con una buena trama y buenos personajes y sobre todo, la profundidad de los sentimientos que describe, no soy mucho de literatura juvenil, porque ya soy más adulta, pero me gusta leer lo que ofrecen a los jóvenes de hoy y más cuando luego debido al éxito que tienen esos libros deciden plasmarlos en cine o televisión, el último ejemplo de una serie de televisión juvenil que se plantea en EEUU es de la saga literaria de Cazadores de Sombras de Cassandra Clare. Por lo que considero que hay que estar puesta también en literatura juvenil, para saber de que van estas series o peliculas posteriores.

Esta saga consta de cuatro libros:
1. Medianoche.
2. Adicción.
3. Despedida
4. Renacer.

El primero es para mi el que tiene un ritmo más lento, todo empieza como si fuera un internado normal y tienes que ir conociendo a los personajes y no es hasta más de mediado el libro cuando ves que va de vampiros.
Los protagonistas principales y sus amigos se darán a conocer en este libro, Bianca Olivier, es una chica que sale del pueblo donde ha vivido siempre con sus padres y se traslada al internado de Medianoche donde sus padres que son profesores pasarán a hacer su trabajo, lo que pasa es que es un sitio muy elitista y ella siente que no va a encajar allí y en medio de eso conoce a Lucas Ross, otro alumno muy reservado y que conecta con ella desde un principio, lo que pasa es que él cree que ella es una chica normal y luego se verá que tiene unos origenes muy peculiares y él por su parte, es un infiltrado de la Cruz Negra, una sociedad que caza a los vampiros y que ha sido infiltrado en el internado para acabar con ellos. Los dos se enamorarán pero cuando se descubra quién es él, ella tendrá que decidir de parte de quién está su fidelidad.
En el segundo libro Bianca y Lucas se dan cuenta de que no se han podido olvidar, Lucas logra aceptar que ella no encaja en el estereotipo de vampiro que le han enseñado y que no ha hecho daño a nadie, no puede matarla y no quiere perderla, ayudados por Balthazar y otro amigos, haran lo posible por verse a escondidas, pero todo se complica cuando aparece Charity, la hermana de Balthazar, que es una vampiro desquiciada que quiere hacer daño a Bianca y al internado de medianoche.
En el tercer libro, la situación se complica, debido a los últimos acontecimientos que se producen en el tercer libro, Bianca tiene que huir con Lucas e integrarse en la Cruz Negra, lo que dificulta la alimentación de ella que es vampira, y cuando la descubran en la sociedad y Lucas la defienda, además de salvar a Balthazar que lo habían apresado y torturado tendrán que huir de nuevo y Bianca tendrá que decidir su destino como vampiro o espectro. Este es el libro más emotivo, de ahí el nombre de despedida entre Bianca y Lucas, es mi favorito.
En el cuarto libro por fin se resuelve la serie, Lucas es ahora un vampiro debido a la actuación de Charity en el último libro, y Bianca es un espectro con demasiados poderes, volverán a medianoche para buscar refugio y ayuda para lucas al que ahora su madre y la Cruz Negra quieren matar y Bianca descubrirá todo lo que encierra la actuación de la Sra. Bethany, directora de Medianoche, lo que entraña un gran peligro para Bianca, además del desenlace de su historia con Lucas.

Me ha gustado mucho en el desenlace como la autora resuelve de manera original e inesperada la situación de Bianca y Lucas, me ha parecido entrañable Balthazar, Vic y el fantasma Maxie. Lástima que la situación con la madre de Lucas quede sin resolver por la intransigencia de ella, pero es una serie muy buena.
Los libros no son caros, los dos primeros se pueden conseguir  con DeBolsillo por 7.95 euros y los otros dos con editorial Ramdon House colección Ellas de Montena por 13.95 euros.

Os dejo las portadas y saludos.





Etiquetas