martes, 13 de diciembre de 2011

LA LOCURA DE LORD IAN MACKENZIE- JENNIFER ASHLEY

Creo que ni hecho a cosa hecha, me explico, hace dos días que me estaba leyendo este libro, que me ha encantado, de una manera de la que hace mucho que no me llegaba a gustar el género histórico y esta mañana pensaba que tenía que hacer después el comentario sobre este libro, y justo entonces he visto algunas noticias sobre literatura romántica. En concreto, los resultados de los premios Dama, (que todo sea dicho, no creo que tengan una forma de hacerse muy clara, accesible y transparente y he visto comentarios de mucha gente que opina lo mismo sobre estos premios, pero bueno, eso no viene ahora al caso) y justo tiene tres premios: mejor novela romántica del año, mejor novela romántica histórica y mejor protagonista masculino.

Por tanto, he tenido punteria para comprar el libro el sábado pasado (porque empecé el primer capitulo por internet y me gustó), leerlo rápido y coincidir con los resultados de los premios al mismo tiempo.

Debo decir del libro que es el primero de una saga sobre la familia Mackenzie, y que por supuesto estoy deseando pillar dicha saga entera, parece que Pamiés sigue publicando el siguiente libro en el año que entra, será el libro sobre Mac e Isabella.
La autora tiene múltiples seudónimos para escribir según el género de que se trate, histórico, paranormal, contemporáneo, fantasia urbana, etc... y de sus múltiples libros y sagas, éste es  el que han publicado primero en nuestro país.

Sin lugar a dudas el protagonista del libro y que eclipsa en gran medida lo demás es Ian, del cual se verá su peculiar familia, y sus problemas mentales. Le llaman el Loco Mackenzie, y durante gran parte de su vida ha estado internado en un sanatorio mental, no se llega a decir claramente en el libro cuál es la enfermedad que padece pero por los síntomas yo diría que es un tipo de autismo leve, lo que hoy día se diagnostica y cura fácilmente y que, sin embargo, en esa época  (siglo XIX, año 1881) era causa de que te internaran y te sometieran a diferentes tipos de vejaciones tales como duchas frías, dormir desnudo, palizas, corrientes eléctricas.... todo lo cual le ha provocado grandes migrañas, no obstante, es extremadamente inteligente: es un as de las finanzas y matemáticas (de hecho gestiona las inversiones de la familia), tiene memoria fotográfica, pero también tiene problemas para relacionarse en un ambiente de multitudes, en detectar los sentimientos de los demás, en seguir reglas sociales, necesita desconectar a veces de tal forma que luego pueda incorporarse nuevamente al mundo... y sobre él, existe la sospecha de haber matado a dos prostitutas y de que se libra de la cárcel o de ser internado por el poder de su hermano el duque. Y además le encantan las tazas de porcelana de la dinastia Ming, siendo gran coleccionista y entendido de ellas.

Su compañera de fatigas es Beth, una mujer que proviene de clase baja (el padre era un embaucador y la madre una noble que se dejo liar por él y que la desheradaron y repudiaron por ello), pasaron muchas penurias en la vida y finalmente, siendo dama de compañía de una dama solterona, ésta le deja su fortuna, lo que hace que un noble endeudado la quiera como esposa y cuando Ian la conoce, hará todo lo posible por evitar ese matrimonio y casarse con ella. Ella va haciendo balance de su vida, de su anterior matrimonio (es viuda sin hijos), de las peculiariades de Ian, que aunque es fuerte físicamente es muy vulnerable de carácter y aunque él se empeña en que no es capaz de amar, se verá en el libro que ama y mucho a sus seres queridos  y a Beth. Ella no se acaba de creer que él matara a las mujeres y hará de Sherlock Holmes aunque tenga que enfrentarse a toda la familia Mackenzie y a un inspector de policia con una inquina muy personal hacia los Mackenzie.

Los hermanos tienen también sus propios dones o como dice, Ian, cada uno tiene su propio tipo de locura pero todos son desgraciados en el amor y según ellos arruinan todo lo que tocan. Son hombres buenos, con sus rarezas y empatizas enseguida con ellos, deseando saber más de sus historias.
Me ha encantado Ian, conozco gente que tiene hijos con problemas de autismo leve y son niños muy buenos, nobles de verdad, no tienen malicia ni saben mentir aunque les vaya la vida en ello, son dulces, cariñosos y muy inteligentes y sólo recurren a la furia cuando son incapaces de expresar o asimilar algo y esa impotencia degenera en furia. Creo que ha hecho un gran libro su autora y le doy un 9 de puntuación.

Es un libro de Pamiés, colección Phoebe, 16,95 euros de precio y 314 páginas de pura magia con Ian.

Os dejo la portada y saludos.


Etiquetas