domingo, 4 de agosto de 2013

EL GRITO DE LA TIERRA- SARAH LARK

Pues ya he terminado de leer la trilogía de esta autora y sólo os puedo decir que me ha encantado y que recomiendo estos libros a todos aquellos que sean amantes de la lectura.
 
Por un lado, os diré que me ha dado pena terminar la saga y con ello, de conocer las vicisitudes de personajes a los que se coge cariño, pero siempre digo que la autora tiene que saber parar y aunque una saga tenga éxito no hay porque alargar el patrón original que se tenía y que se desvirtúe por mucho que los lectores pidamos más. Y Sarah Lark ha sabido cuando cortar y dejar la trilogía a una gran altura en lugar de que empiece a decaer.
 
Por otro lado, os diré que hay personajes que siempre llevaré en mi mente y mi corazón. Los ha esbozado tan bien, parecen tan reales, has sufrido y disfrutado tanto con ellos... Gwyn y James son mis favoritos pero hay muchos más, el de Jack también me ha encantado...
 
En este último libro, serán las bisnietas de Gwyn quiénes sigan contando la historia de la familia: Gloria (hija de Kura y William) y Lilian (hija de Tim y Laine) aunque por supuesto, seguirán apareciendo los demás personajes  de los libros anteriores y personajes nuevos.
 
En este libro se dará el caso de que Kura reclama que manden a su hija Gloria a estudiar a un internado  en Inglaterra donde se quiere hacer hincapié en sus habilidades para la música y artes creativas y para que no vaya sola mandarán también con ella a su prima Lilian y su institutriz.
 
No obstante, Gloria no tiene el talento de sus padres y es una chica apocada  y tímida que enseguida será el blanco del odio de muchas compañeras de internado, mientras que Lilian es alegre y vivaracha y se adapta a todo. Durante cinco años Gloria vivirá un infierno en Inglaterra, alejada de Kiward Station y de sus bisabuelos y Jack a los que ama con locura y que cree que ya no la quieren puesto que en el colegio han impedido sus cartas solicitando volver a Nueva Zelanda y tampoco le han dado las cartas de Jack.
 
Mientras tanto, Jack intentará seguir con su vida y se casará con Charlotte, debo decir que lloré a lágrima viva con un capítulo de ellos muy triste y habrá además personajes mayores que por ley de vida irán falleciendo y nos emocionará su marcha.
 
Finalmente, estallará la Primera Guerra Mundial y a Gloria sus padres la sacarán del internado y la llevarán a América de gira con ellos, pero ella no vale para eso y cada vez es más infeliz pero no la dejan volver a Nueva Zelanda que es su mayor anhelo, por lo que se marchará sola y hará un periplo por medio mundo para volver a su tierra y ahí es dónde empezará el verdadero infierno de Gloria, lo que hará que acumule rabia y odio contra todo el mundo mientras no cesa en su empeño de llegar a Kiward Station. Mientras que Jack abrumado por lo que ha pasado con Charlotte decide alistarse a la guerra y allí comprobará la crueldad y sin sentido de las batallas y los traumas físicos y psicológicos que causan en los seres humanos y las muertes innecesarias. Ambos tendrán un largo camino que recorrer y que les cambiará para siempre.
 
Por su parte, a  Lilian la llevan sus padres de regreso a su país y allí recuperará un amor que creía perdido en Inglaterra y se nos contará también su historia y cómo lucha por un amor prohibido.
 
Es un libro precioso y muy triste en algunos momentos pero como digo lo he disfrutado mucho.
 
Lo publica Ediciones B, lo podéis conseguir por 21,50 o en formato bolsillo por 14,00 euros y tiene 723 páginas sin contar la nota de autora y los agradecimientos.
 
Os pongo la portada y saludos.
 


Etiquetas