jueves, 26 de abril de 2012

JUEGO DE APARIENCIAS- SERIE HÉROES HIGHLANDERS- JACLYN REDING

La entrada de hoy es para un libro de romántica histórica, en concreto, de los del subgénero highlanders, ¿qué puedo decir? Ya he reconocido públicamente mi debilidad por Escocia.

Esta es una saga que en EEUU se empezó a publicar en 2002 pero que aquí ha llegado mucho más tarde, qué se le va a hacer. Se trata de una saga histórica bien recreada, con historias de amor y problemas, y además con bastantes puntos de humor.

La protagonista es Elizabeth, ella es hija del duque de Sudeleigh, uno de los más importantes de Inglaterra, este duque tiene 5 hijas, tiene un matrimonio feliz con su mujer aunque está preocupado por si a él le pasará algo, ya que entonces todo pasaría al familiar varón más cercano.
En medio de estas preocupaciones, su padre descubre que Elizabeth se dedica a escribir bajo un seudónimo escritos feministas, considerados en la época subversivos y para escarmentarla, decide enviarla a que se case con un lord que tiene la misma edad que su padre (aunque la envía engañada haciéndole creer que va a visitar a su tía, porque menudo carácter tiene la hija). Cuando la hija se entera de la trampa y sufren un percance en el camino en el que le ayuda un escocés, decide pedirle a ese granjero escocés que se haga pasar por su prometido para desbaratarle los planes a su padre. No obstante, todo se complica porque el escocés y ella acaban borrachos y en la misma cama y su hermana (que la acompañaba en el viaje) la obliga a casarse con el escocés para remediar el posible daño a su honra.

Cuando regresan, su padre (el duque) no está dispuesto a anular el matrimonio, quiere darle una lección a su hija para que valore todo lo que tenía como noble y que como esposa de un granjero no lo tendrá. Además el padre nota una pasión entre ellos, que puede dar lugar a un buen matrimonio (máxime teniendo en cuenta que el escocés es noble aunque no lo parezca, pero mantendrán engañada a su hija), por tanto, el padre les propone dos meses de matrimonio de prueba (costumbre típica de Escocia) y que no consuman el matrimonio, a cambio, el padre anulará después el matrimonio si no quieren seguir casados y ella tendrá la libertad que tanto anhela y él, la ayuda del duque para recuperar el legado familiar.

La historia transcurre al final de la última revolución escocesa, sofocada en la batalla de Cullodem, se recrea los problemas de los escoceses ante el castigo que sufrieron de los ingleses (falta de alimentos, violaciones y otras penurias), los fugitivos que había (incluyendo el aspirante a la corona que ahora era perseguido por los ingleses), los esfuerzos que les cuesta llegar a Escocia, cómo ella se crece ante las dificultades y cómo se conocen mejor los protagonistas en medio de entuertos, enredos, engaños y situaciones cómicas.

Os pongo un extracto bastante divertido, es  de cuando la hija regresa casada con el escocés y tiene que explicar el lío a sus padres:

"Elisabeth- intervino la duquesa, preocupada-. ¿Te encuentras mal?
- No mamá, estoy bien. Bueno, excepto por el dolor de cabeza...
El duque intervino:
- ¿Qué diablos bebiste?
- Algo llamado uisge-beatha. Hacía frío y la camarera dijo que entraríamos en calor, pero debía de estar pasado. No tenía buen sabor. Para nada.
-¿Whisky? ¿ Bebiste whisky?
- Por lo visto, si papá, pero te alegrará saber que no me gustó. En absoluto. Me mareé y tuve la sensación de que la cabeza ya no estaba pegada al cuerpo, y se me revolvió el estómago. Después me metí en la cama y me quedé allí hasta el día siguiente.
- Eso sigue sin explicar por qué has regresado a casa casada con un escocés cuando deberías estar camino de casa de lord Purfoyle.
- Porque, cuando me desperté por la mañana, él estaba en la cama conmigo.
- ¿Él? ¿Te refieres al escocés? ¿Me estás...? - Su padre resopló- ¿Me estás diciendo que te acostaste con ese hombre?
El duque rompió algo, algo que por el ruido parecía de cristal y seguro que era muy caro. En la urna, Caroline tuvo que taparse la boca con la mano.
- ¡ Estaba delirante!- exclamó Elizabeth-. No sabía lo que hacía. Ni siquiera recuerdo haberle invitado a mi cama.
- ¡Qué! Santo Dios, Margaret, saca mis pistolas de duelo y dispárame  ahora mismo.
- ¡Alaric!
- Sinceramente, papá, creo que no pasó nada. Los dos nos quedamos dormidos.
- Si, claro. Y yo soy el Rey de Inglaterra.
En este punto intervino la duquesa:
-Alaric, te estás poniendo como un tomate. Siéntate ahora mismo y tranquilízate antes de que tu hija continúe.
- Dios mio- gruñó el duque- Pero ¿hay más?
Caroline oyó como su padre respiraba hondo varias veces. Nadie dijo nada.
Al final, Isabella dijo:
- Papá. Elizabeth no podía saber que lo que estaba bebiendo la haría perder la cabeza de esa forma. Nunca había probado una bebida tan fuerte.
- Y con motivo. ¿Cuánto whisky bebió?
- Ah, solo dos o tres... -respondió Elizabeth.
- Siete- la corrigió Isabella.
- Siete... Siete, ¿qué? ¿tragos?
- Vasos- respondió Isabella.
- ¿Vasos? Dios del cielo, Elizabeth, es suficiente para dejar fuera de combate a un hombre adulto... que es, está claro, lo que hizo contigo y, al parecer, con el maldito escocés."

¿Divertido verdad? Deja con ganas de más, ya lo sé. Os diré que es un libro que publica Ediciones Urano, en el sello Titania, que tiene un precio de 16 euros y 283 páginas.
Y parece ser que en septiembre de este año, sacan el segundo libro de la saga que tiene como protagonista a la segunda hija, Isabella. (que se llamará "El aventurero" según parece).
Os pongo la portada y saludos.


Etiquetas