viernes, 12 de julio de 2013

PÍDEME LO QUE QUIERAS O DÉJAME- MEGAN MAXWELL

La entrada que os dejo para este fin de semana es el último libro de la trilogía erótica de Megan Maxwell, donde se acaba la historia de Eric y Judith.
 
Intentaré hacer una entrada sin spoilers, aunque inevitablemente hay que hacer referencia a cómo quedó la historia en el segundo libro.
 
Eric y Jud por fin están casados, ahora todo es bonito entre ellos y están felices a más no poder. Eric sigue siendo celoso y posesivo con su chica, pero en general disfrutan bastante en su luna de miel, que pasan en México, y que dará pie a entrada de personajes nuevos como Juan Alberto o Graciela y recordar otros conocidos del segundo libro como Dexter...
 
Cuando la luna de miel termine y vuelvan a sus vidas, se nos mostrará esta faceta con amigos como Bjorn, Frida, Andrés, Sonia, Marta, y los personajes nuevos como los mexicanos y  Laila.... Y lo más importante será la nueva situación de Jud...
 
¿Qué puedo señalar de este libro? Pues que Megan sigue con su estilo único, lo que da una narración sencilla y fluida que se lee bastante fácil y rápido (en mi caso debo decir que creo que ha abusado mucho de la jerga y demasiadas reiteraciones  y alargamiento de palabras en este libro a diferencia de los otros dos), ha dado con nuevas fantasías sexuales y como siempre con las escenas muy bien descritas y ha introducido la cultura y personajes mexicanos. De hecho, en este libro han adquirido gran relevancia los personajes secundarios: los niños, Raquel (la hermana de Jud) con sus problemas sentimentales, los mexicanos Dexter y Graciela y Bjorn que se ha comido a todos los demás cada vez que aparecía.
 
Creo que la historia de Bjorn será con Mel (a la que llama James Bond) y que es un personaje que se ha presentado muy interesante pese a su escasa aparición en la última parte del libro.
 
Tengo que reconocer que en este sentido, me ha llamado más la atención todo esto del libro que la historia de Eric y Jud (es que creo que de ellos ya estaba todo contado en los dos libros anteriores, y el haber alargado la historia por la nostalgia y petición de las lectoras... no creo que haya sido lo mejor, puesto que salvo algunos incidentes un poco forzados para no dar una historia muy plana en ritmo al lector... todo estaba dicho y era más o menos previsible). Y la histeria y llorera de Jud en la mayor parte del libro, me han puesto de los nervios algunas veces.
 
Como digo es una lectura agradable, rápida y con el estilo de Megan, así que para cerrar la trilogía la compré y he pasado buenos momentos con todas las tramas secundarias que en algunos supuestos han brillado más que la principal. Si Megan no hubiese contado este tercer libro no habría pasado nada porque todo quedaba muy bien cerrado y atado en los dos primeros libros y aunque el resultado general es bueno, Megan no debería haber alargado y forzado esta saga en mi humilde opinión. Ya sé que ha sido por culpa de todos los lectores... pero si algo no da más de sí, no lo da. La habilidad de Megan como escritora es lo que le ha permitido sortear este libro con un resultado óptimo gracias a todos los nudos paralelos que ha ido metiendo en la trama. Porque por lo que se refiere a Eric y Jud, poca novedad y mucho desglose de su vida y nueva situación familiar para nostalgia de sus seguidores.
 
Es un libro que publica Planeta, en su sello Esencia, con un precio de 14,90 euros y 411 páginas.
 
Os pongo la portada y saludos.
 


Etiquetas