viernes, 28 de marzo de 2014

ENTREVISTA A CHRISTINA COURTENAY POR LA EDITORIAL LIBROS DE SEDA

Hoy os traigo la entrevista que la Editorial Libros de Seda ha hecho a esta autora  de la que recientemente han publicado un libro suyo Vientos Alisios (que me estoy leyendo) y creo que os puede gustar conocerla un poco más. Además recordad que viene a firmar para Sant Jordi.

Querida Christina, antes de nada nos gustaría darte las gracias por dedicarnos parte de tu tiempo contestando a estas preguntas.
L.S. ¿Cómo descubriste la novela romántica?
Siempre me gustaron los cuentos de amor con princesas y príncipes valientes (y guapos, naturalmente). Las novelas románticas no son más que una versión adulta de los cuentos que leemos siendo niños y que todavía me encantan. 
L.S. ¿Qué fue lo que hizo que a la hora de escribir te decidieras por este género y no otro?
Me gusta mucho la historia y mi padre siempre me sugería lecturas como La Odisea de Homero o los cuentos escandinavos de Thor y Odin.  Después descubrí a Alejandro Dumas con su libro Los Tres Mosqueteros y cuando me quise dar cuenta, ya estaba enganchada.  Cuando tuve unos dieciséis años leí mi primer libro de Georgette Heyer, que resultó ser una revelación. Me di cuenta entonces de que eso era lo que quería hacer, escribir.
L.S. ¿Quiénes son tus autores preferidos y de qué modo te han influido? Si visitásemos tu biblioteca, ¿qué libros encontraríamos? ¿Cuál es el peor libro que has leído? ¿Y el mejor?
Mis autores preferidos son Georgette Heyer, M. M. Kaye, Barbara Erskine, Diana Gabaldon y Susanna Kearsley.  M. M. Kaye me ha influido con sus cuentos ambientados en la India y otros países lejanos. Barbara Erskine, Diana Gabaldon y Susanna Kearsley utilizan mucho el recurso del time slip, consistente en desarrollar parte del cuento en presente y otra en pasado, y eso es algo que me encanta.
En mi biblioteca casi todo lo que tengo son novelas románticas de diversos géneros, pero también algunas de suspense como las de Steve Berry (llenas de oscuros misterios y tesoros antiguos). El peor libro que he leído ha sido Lo que el viento se llevó, de Margaret Mitchell, quizá porque detesto los finales infelices. ¿El mejor? Esa pregunta es casi imposible de contestar, aunque entre los mejores diría que están: Cotillion, de Georgette Heyer, Shadow of the Moon, de Kaye, Midnight is a Lonely Place, de Barbara Erskine y Mar de invierno, este sí, ya traducido al español, de Susanna Kearsley.
L.S. Conozcamos un poco más tu faceta de escritora. ¿Te sueles imponer un horario estricto a la hora de escribir? ¿Cómo es un día cotidiano en la vida de Christina Courtenay cuando está trabajando en una novela?
Escribo cuando quiero o cuando tengo una buena idea. Sigo la corriente y si todo va bien puedo escribir hasta la madrugada.  (Pero no me gusta levantarme temprano.) Trato de escribir cada día, pero si no me llega la inspiración, lo dejo para otra ocasión o trabajo con otra historia (muchas veces escribo dos o tres a la vez). Después de definir la primera versión de una novela, la corrijo muchas veces hasta que no quiero verla más, y entonces se la envío a mi editora.
L.S. ¿Hay algo en particular que te inspire a la hora de escribir? (Música, hacerlo en un determinado lugar....)
Siempre tengo una foto de algún héroe a la vista, que por lo general es un actor o cualquier otro hombre que me guste. Solamente utilizo su cara para inspirarme y luego me invento sus cualidades y atributos. De vez en cuando me inspiro con música, especialmente con el rocanrol y grupos como 30 Seconds to Mars, Linkin Park, My Chemical Romance o Fallout Boy. También me gustan viejos grupos como Def Leppard y Ritchie Blackmore’s Rainbow. Los castillos y las casas son otra de mis fuentes de inspiración (en el caso de Tormentas en las Tierras Altas me inspiré en el castillo de Eilean Donan, que está en Escocia y es el que se ve en la portada del libro, tanto en la edición española como en la inglesa. ¡Es sencillamente perfecto!
L.S. Según tu opinión, ¿qué elementos esenciales debería tener toda historia romántica?
Un héroe fuerte y valiente, una heroína extraordinaria y mucha tensión argumental. Y quizá también ambientarla en algún momento apasionante de la historia de un país, como sucede con los jacobitas en Escocia. De este modo se logra que los personajes tengan que luchar para lograr lo que quieren.
L.S. ¿Qué es lo más difícil a la hora de escribir una historia? ¿Qué es lo más divertido que te ha pasado en tu faceta como escritora?
La investigación, documentarse y aprender todo lo posible de un período histórico determinado, eso es lo más difícil; no me gusta equivocarme, porque muchos lectores saben de historia. Me encanta visitar los lugares donde se desarrollan mis novelas. ¡Las Tierras Altas de Escocia son extraordinarias! Asimismo, para mis novelas de trama oriental, visité Japón, una pequeña isla, Dejima, cercana a Nagasaki.
L.S. Hablemos ahora de tu novela, Vientos alisios, es la segunda que publicas con Libros de Seda y la tercera que ha sido traducida al español. ¿Por qué decidiste encuadrar la novela entre Suecia y Escocia?
Que la trama se desarrollara en Suecia me apetecía porque yo misma soy sueca (por parte de madre) y no es un país que haya aparecido mucho en las novelas románticas, así que pensé que resultaría original. Pero como también soy mitad inglesa, pensé en mostrarlo desde el punto de vista de un extranjero, así que por eso mi héroe fue un escocés. Escocia comerciaba mucho con Suecia porque los dos países se comunican directamente por el mar del Norte. La Compañía Sueca de las Indias Orientales precisaba pues de la ayuda de escoceses e ingleses cuando empezó a operar con el Lejano Oriente en 1731, pues los suecos no tenían experiencia en ese tipo de viajes. ¡Era perfecto para mi historia!
L.S.- ¿Has tenido que documentarte mucho para elaborar la historia? ¿Cómo llevas a cabo esta labor? ¿Cuánto tiempo te lleva escribir un libro como este?
Sí, bastante. Comienzo por leer sobre el asunto en general, después sobre el período específico y cosas como la vestimenta, lo que la gente comía en la época, qué costumbres tenían, cómo hablaban… Me informo a base de leer antiguas cartas, diarios, cuentos y crónicas de aquellos tiempos. También visito los lugares si tengo la oportunidad. Escribir un libro como este me lleva casi un año, más o menos.
L.S. Sabemos que el proceso creativo es algo verdaderamente mágico y que requiere una enorme dosis de imaginación por parte del autor, pero, además de la imaginación, ¿alguna vez echas mano de experiencias personales a la hora de escribir tus historias o de crear a tus personajes? Y en este libro en concreto, ¿qué hay de imaginación y qué de experiencias vividas?
Como he dicho, me fui a Escocia y, por ejemplo, metí la mano en uno de esos loch (lago en escocés) para comprobar si el agua estaba demasiado fría para bañarse en septiembre (y resultó que, para mí, lo estaba, desde luego). También visité el museo al aire libre Newtonmore, en el que pude ver reproducciones de casas de la época, con el tejado de paja y un hogar con fuego de turba. Sentada allí pude imaginarme en el siglo xviii.  ¡Y qué olor!  El pelo me apestaba a humo, a ese olor especial que deja la turba al quemarse. Por lo demás, todo lo que hay en el libro ha salido de mi imaginación.
L.S. Cuando comienzas un libro, ¿tienes clara toda la trama y los personajes desde un principio y te atienes a ello, o en algún momento tus personajes se apoderan de la historia?   
Normalmente comienzo con una escena y voy desarrollando la trama a partir de ese punto. Los personajes me sorprenden de vez en cuando, pero siempre sé como va a terminar el libro.
L.S. ¿Qué características NO pondrías nunca en un héroe de novela (o en una heroína)?
El héroe siempre es alguien a quien le gustan los animales, los respeta, no los maltrata. No puede ser alguien deshonesto ni mentiroso, y jamás debe lamentar su situación (o la cambia o lucha por hacerlo). La heroína nunca debe ser tratada como un trapo, ni tampoco puede mostrar debilidad o pasarse el día llorando.
L.S. ¿Cómo definirías tu estilo? ¿Qué es lo que el lector va a poder encontrar en Vientos alisios?
Aventuras, amor, un toque del Lejano Oriente, ojalá que un poco de humor y una ambientación histórica que acompañe. Me resulta duro definir mi propio estilo, pero para mí lo más importante es la historia. Espero que mis lectores se sumerjan en el mundo que he creado. Siempre les pongo a mis historias un final feliz —¡detesto las que acaban mal!, así que eso está garantizado, y creo que el bien debe triunfar sobre el mal.
L.S. Hablemos un poco de los personajes y de su entorno. ¿Quiénes y cómo son los personajes de Vientos alisios?
Killian Kinross, el héroe, es un atractivo escocés que lo está pasando mal en casa y que ha sido desheredado por su abuelo. Es un sinvergüenza encantador, que vive de su ingenio y de las cartas, pero lo suficientemente inteligente como para darse cuenta de que no puede seguir así para siempre. Cuando gana un barco tras una partida, decide que ha llegado el momento de sentar la cabeza y convertirse en comerciante. Ese es un punto de inflexión en su vida.
La heroína, Jessamijn Van Sandt, es una muchacha sueca que también ha perdido su herencia, aunque no del mismo modo: sospecha que su padrastro se la ha quedado con malas artes, pero no puede probarlo. Es muy inteligente y ha recibido una educación que está por encima de la que se daba habitualmente a las jóvenes de la época, pero por desgracia para ella, las mujeres no tenían derechos en aquel entonces, así que necesita la ayuda de un hombre, y ahí es donde aparece Killian. Ambos deben aprender a trabajar juntos para alcanzar sus objetivos y a la vez, en su camino les esperan algunas sorpresas.
L.S. ¿Qué novela o escena te ha resultado más difícil escribir y por qué? ¿De qué novela guardas un especial recuerdo?
He escrito una escena en la que muere un bebé. Me resultó muy difícil, porque no me gusta matar a los personajes buenos. De Vientos alisios guardo un recuerdo muy especial de una escena con nieve que me recuerda a Suecia.
L.S. Sabemos que esta es difícil, pero, de todos tus personajes masculinos, ¿cuál es tu favorito? ¿Y de los femeninos?
Mi favorito es el padre de Brice, Killian, pero también me gusta mucho Brice. De los femeninos, Marsaili, de Tormentas en las Tierras Altas, sin duda.
L.S. ¿En qué proyecto estás trabajando ahora mismo? ¿Puedes hablarnos un poco de él? 
Sí, estoy escribiendo la historia del hermano de Brice, Jamie. En Tormentas en las Tierras Altas parece que Jamie se ha portado muy mal, pero siempre hay dos partes y en esta novela vamos a conocer sus motivos. Puede que, al final, quizá no resulte tan malo…
L.S. Nos imaginamos que la andadura hasta conseguir ver publicada tu novela fue difícil, pero también creemos que en el momento en que te dicen que tu sueño se ha hecho realidad se te debe olvidar todo lo malo y quedarte con lo bueno. ¿Qué consejo les darías a las personas que siguen intentando que publiquen su trabajo?
Que crean en sí mismas y que busquen algún amigo o amiga escritor con quien poder inteercambiar opiniones. Alguien en quien puedan confiar
L.S. Por último, nos gustaría darte una vez más las gracias por compartir tu tiempo con nosotros. ¡Deseamos de corazón que Vientos alisios sea un auténtico éxito literario!
Muchas gracias también a vosotros. Desde luego, ojalá acompañe el éxito a este libro.

Etiquetas