lunes, 10 de marzo de 2014

ENTREVISTA A TERESA CAMESELLE

Os vuelvo a poner la entrevista a Teresa Cameselle una vez arreglados los problemas de configuración. Agradecerla a ella una vez más su colaboración con el blog y espero que vosotros la disfrutéis. Ya era hora de retomar la sección de entrevistas...


ENTREVISTA A TERESA CAMESELLE

En primer lugar quisiera agradecer tu amabilidad al responder a estas preguntas para los lectores del blog y permitirnos conocerte un poco más a ti y tus proyectos.

1.    ¿Por qué prefieres escribir novela histórica dentro de la romántica?

Siempre ha sido mi género favorito como lectora, y como escritora, soy una enamorada del siglo XIX. Me gustan los ambientes elegantes, los personajes cultos y de educación exquisita, y poder jugar con los grandes cambios que se avecinaban en el siglo XX, introduciéndolos en las tramas.

 

2.    ¿Qué te hace inspirarte para escribir una novela, para que tome forma una idea? ¿Nos puedes desvelar algo de tu siguiente proyecto?

Es difícil concretar cómo nacen las ideas, son como una luz que se enciende; a veces una escena que ves en tu mente, otras es un personaje, otras el conflicto principal, y a partir de ahí vas desarrollando.

Tengo terminado el primer borrador de mi nueva novela histórica, a la espera de correcciones, y mientras entretengo el tiempo escribiendo una novela corta sobre personajes secundarios de “El mapa de tus sueños”.

 

3.    ¿Alguna vez te has planteado dejar de escribir cuándo ves las dificultades que hay a la hora de publicar?

No, en absoluto. Escribir y publicar son dos cosas diferentes. Escribo, primero que nada, para contarme a mí misma esas historias que me vienen a la cabeza. Lograr después publicarlas o no, nada tiene que ver con el proceso creativo.

 

4.    Alguna autora nacional o internacional que te encante y te sirva de referente, que estimule tu creatividad.

Siempre he dicho que considero mi base y mi maestra a Kathleen Woodiwiss, fue la primera autora que me enamoró, hace muchísimos años, y la que me convenció de que quería escribir historias similares, con personajes tan atractivos y, especialmente, tan bien narradas.

 

5.    Tu hora preferida para escribir.

La primera hora de la mañana. Madrugo más de lo necesario para mi trabajo de oficina, para poder dedicarle un tiempo a la escritura.

 

6.    Un lugar en el que te perderías sin dudarlo.

Estoy enamorada de la isla de Lanzarote, quizá es por tener el paisaje más diferente a Galicia que se puede imaginar, sin contar con el mar presente en todas partes. Tiene todo lo que me gusta, y sueño con poder vivir allí una temporada, en una casa frente al mar, escribiendo una novela.

 

7.    Una vez terminada una novela tuya, ¿quién hace la corrección? ¿Qué pasos das para lograr publicar?

Mis novelas pasan por muchos trámites, muy lentos. Al terminar el primer borrador, las dejo descansar, para olvidarme un poco de lo escrito, y después poder leerla y fijarme en los fallos, como si no conociera la historia. Después tengo amigas de confianza, que las leen y me apuntan los errores que encuentran. El siguiente paso es enviarla a mi editorial, las dos últimas ya sabes que las ha publicado Pàmies, en la colección Phoebe, y es mi editor quien hace las últimas correcciones, me las envía para revisión, y después, por fin, va a la imprenta.

 

8.    ¿Qué no harías nunca en un libro tuyo?

Es difícil asegurar por dónde te llevará la imaginación, pero en principio, no me gusta el lenguaje soez, que en todo caso dejaría para personajes secundarios, y con esto quiero decir para los “malos”; no me gustan las escenas de sexo que ocupan varias páginas; no me gustan los protagonistas masculinos prepotentes y machistas; no me gustan las protagonistas femeninas absurdas y torpes. En fin, lo que no me interesa como lectora, no aparecerá en mis novelas, obviamente.

 

9.    ¿Qué puede más en ti: la parte romántica o la parte práctica?

Personalmente, soy una persona muy práctica. Trabajo en una oficina con horario partido, y eso lo compagino con la escritura, la promoción de los libros, y mi familia; no tengo más remedio que ser muy práctica.

 

10. Una historia que te ha marcado y nunca has podido olvidar.

“Una rosa en invierno” de Kathleen Woodiwiss.

 

11. Una opinión indispensable para ti cuando has terminado una novela.

Como lectora, que me haya hecho soñar, sonreír y disfrutar, y que la haya terminado con un suspiro.

 

12. ¿Qué opinas del panorama romántico nacional? No paran de verse nuevas autoras y obras publicadas, ¿crees que estamos en un buen momento o puede ser algo pasajero?

Estamos en un momento increíble, hay tantas autoras publicando en español, que creo que ya abarcamos todos los géneros y estilos. Se podría decir que hay una autora para cada lectora. Lo que es difícil de garantizar, es que todas sigamos publicando a este ritmo en los próximos años.

 

13. Después de escribir una novela contemporánea, tú misma reconoces que no es tan fácil como parecía. ¿Qué inconvenientes te has encontrado?

La credibilidad. Cuando escribes contemporánea, tus personajes son más de carne y hueso, más auténticos y realistas que los de la histórica, que siempre tiene un halo de romanticismo que la envuelve. Quería que el lector pensase que Sergio y Sofía, y todos los secundarios, se parecen a algún amigo que conoce, que son de verdad, auténticos.

 

14. ¿Qué le dirías a una lectora como yo, más reacia a leer novela romántica histórica, para que leyera este tipo de novela que tú sueles escribir? ¿Te atreverías a escribir erótica?

Hablaré por mis novelas, porque el género histórico es muy amplio, ya lo sabes. En mis novelas siempre encontrarás aventura, viajes, secundarios memorables, y una historia de amor que se desarrolla de acuerdo con sus protagonistas y las circunstancias. Además, como mis protagonistas suelen ser adelantadas a su época, no te sentirás tan diferente a ellas.

El tema de la erótica no es cuestión de atreverse, es cuestión de inspiración, y de momento la mía no va por esos caminos.

 

15. Una comida que sea tu perdición… por si hay que sobornarte con algo.

Sería más fácil sobornarme con un buen libro, soy de poco apetito, pero no te diría que no a una tarta de Santiago, me encanta, y por eso tenía que hablar de ella en “No soy la Bella Durmiente”.

 

Espero que hayas disfrutado de la entrevista. Muchas gracias y un abrazo.

Me ha encantado, gracias a ti y un abrazo grande para repartir entre los lectores de tu blog.

 

 

 

    

Etiquetas