lunes, 1 de julio de 2013

EN EL PAÍS DE LA NUBE BLANCA- SARAH LARK

He estado sin hacer entradas durante unos días porque he estado muy ocupada, y además porque la lectura de este libro es bastante extensa.
 
Sarah Lark se ha convertido hoy en uno de los mayores exponentes del subgénero de literatura romántica denominado Landscape novels, y os preguntaréis que es esto. Es un tipo de novela en el cuál el escenario o ambientación elegida se acaba convirtiendo en un personaje en sí mismo de la novela junto con los odios, amores, aventuras... y suelen ser escenarios exóticos, lejanos, por descubrir...
 
Éste es el caso de esta novela que esta ambientada en Nueva Zelanda (bueno toda la trilogía) y en la cual la autora (una alemana que lleva muchos años afincada en España) nos sumergirá en la Nueva Zelanda del S. XIX, la que empieza a ser colonizada por ingleses. A lo largo del libro veremos como se vivía en esa época, la flora y fauna del país, el desarrollo de la cría de ovejas, la pesca de ballenas y focas, la búsqueda del oro, la población maorí, las ciudades incipientes... Todo recreado y contado de tal manera que te ves allí y además como digo, es algo que se sitúa en el centro de la historia como nexo de unión y desarrollo de la trama y acaba siendo tan importante como otro personaje más, de hecho, se hace imprescindible.
 
Los protagonistas principales serán Gwyneira y Helen. La primera es una joven de la nobleza escocesa y que, por azares de la vida y el juego, quedará prometida con un caballero de Nueva Zelanda cuando su futuro suegro va a comprar ovejas para criar en su país. Helen, por su parte, es una institutriz que vive en Londres, en la casa de unos señores adinerados y que no está contenta con su vida y ve que se le está pasando la edad para formar una familia y le llama la atención cuando ve un anuncio en el que se buscan jóvenes decentes y responsables para casarse con miembros respetables de una comunidad de Nueva Zelanda.
 
Ambas se conocerán en el barco que las lleva a Nueva Zelanda, Helen va como acompañante de unas niñas de las que se quieren librar los miembros del cómite del orfanato de Londres del que forma parte la señora de cuyos hijos es ella institutriz y de camino que hace esta tarea de educar y cuidar de las niñas, le pagan el viaje y así conocerá a su futuro marido. Gwyn va para casarse con Lucas Warden. En el barco trabarán amistad y la mantendrán durante el tiempo que viven en su nuevo país. Sus historias se mezclarán, veremos las ilusiones de Helen y cómo nada es lo que esperaba y ella es una mujer más de ciudad, veremos la valía de Gwyn y cómo es su marido y los avatares de su vida.
 
Es una novela extensa pero en mi opinión muy bien llevada, la gestión de narradores, la descripción de la vida allí, los personajes, el transcurso del tiempo y la evolución del país y sus vidas y cómo intentan lograr la felicidad que les prometía esa nueva tierra. Hay momentos en los que disfrutas con ellos y otros en los que sufres, y eso para mí es importante en un libro. Que no te deje indiferente.
 
Ya sabéis que yo no soy de leer mucho histórica pero me lo recomendó una amiga (que de hecho me prestó el libro) y me ha encantado. Tengo pendiente leer las otras dos partes y creo que también la nueva trilogía que ha sacado y estará ambientada en Jamaica.
 
Os pongo los libros que conforman esta serie:
 
1. En el País de la Nube Blanca.
2. La Canción de los Maoríes.
3. El Grito de la Tierra.
 
 
De la nueva serie de Jamaica sólo está publicado de momento el primer libro:
 
1. La Isla de las Mil Fuentes.
 
 
 
El libro del que os hago la entrada lo publica Ediciones B, lo podeís encontrar en formato de bolsillo por un precio de 14 euros y tiene 746 páginas.
 
Os pongo la portada y saludos. Espero descubriros una nueva autora (bastante buena en mi opinión) igual que la he descubierto yo. Ya me diréis que os parecen sus historias que están arrasando en medio mundo.
 
 


Etiquetas