viernes, 12 de abril de 2013

DEFENSA DE LA LITERATURA ROMÁNTICA

Hoy os hago un comentario porque hay cosas que últimamente no me están gustando. Primero, os voy a poner un poco de mi perfil y luego os diré lo demás.
 
Soy mujer (como ya sabéis), he estudiado una licenciatura (sacando todos mis cursos para junio y con excelentes notas), tengo tres años más de especialización posterior a la carrera que cursé, asumo un trabajo con mucha responsabilidad cada día y bastante duro en según que aspectos (por eso, aunque leo de todo, la literatura romántica que es más de finales felices me ayuda a desconectar mejor de mi realidad diaria). Soy independiente, testaruda, con mucha fuerza de voluntad, curiosa (me gusta saber un poco de todo), leo mucho y tal como explique en otra ocasión, me lo pago yo (me gasto bastante al mes en este vicio que tengo con la lectura), y leo de todo: romántica especialmente (incluyendo todos sus subgéneros), pero también thriller psicológico, misterio, suspense, filosofía, historia, religión...
Estoy felizmente casada y tengo una vida plena en todos los aspectos y remarco esto por lo que luego voy a comentar. Y en definitiva, no me considero (aunque esté mal decirlo por mi parte y a lo mejor no sea lo más humilde) tonta ni inculta precisamente. Por supuesto, siempre se puede aprender y saber más.
 
Aclarado esto señalaré en primer lugar que leo lo que me gusta y me apetece. Y no tengo que defender esto ante nadie ni me avergüenzo de los distintos libros que llenan mis estanterías. ¡Para eso me los pago yo!
 
Y diréis que a qué viene soltar todo este rollo, ¿verdad? Pues por la sencilla razón de que estoy viendo en otros blogs y redes sociales que están poniendo a caer de un burro a autoras de romántica y a las lectoras que cometemos el grave pecado de leerlas y comprar sus libros. Hay cada insulto y cada lindeza por ahí... que mejor no repetirlas. Pero desde luego mi vida sexual es muy satisfactoria pese a las lindezas y necesidades que reclaman estos sujetos para nosotras. Además con unos nicks para no tener responsabilidades tan claras por estas conductas vejatorias.
 
Señores/as (por tratarlos con más respeto del que me merecen) les tengo que decir unas cositas:
 
Primero.- Es evidente que porque un libro se venda mucho no es sinónimo de calidad (un best seller no tiene porque ser una obra maestra, le pese a quién le pese). Pero esto es aplicable tanto al género romántico como a cualquier otro.
 
Segundo.- Es muy fácil criticar desde el anonimato. Pero el esfuerzo que han hecho las escritoras ( de trama, argumentos, documentación, escritura, correción, luchar porque publiquen su obra...) no lo han hecho ustedes para hablar con ese poco respeto. ¡Qué fácil es menospreciar a los demás y que difícil tener educación y decencia! Y hay muchos blogs que están pidiendo hasta dinero o libros gratis constantemente para hacer buenas reseñas, conducta poco apropiada para los que queremos difundir libros porque sean buenos no por interés personal.
 
Tercero.- La envidia es muy mala y parece que muchos sujetos frustrados porque no logran lo mismo en el mundo literario están hablando con el veneno afilando sus lenguas. A veces no sólo hay que ser bueno, hay que estar en el momento y lugar adecuados y aunque esto sea injusto, la vida es así. Corre de cuenta de uno seguir esforzándose por lograr sus objetivos en lugar de convertirse en un amargado.
 
Cuarto.- Mucho tiempo libre hay que tener para vilipendiar a los demás en lugar de dedicarse a su vida propia y mejorar lo que no les guste de ella o su trabajo. Las lectoras de romántica no somos calenturientas analfabetas y las autoras no creo que sean las golfas (por usar un término suave) que ustedes describen. Ellas han elegido escribir romántica y hay muchos escritos con calidad igual que hay autores muy buenos en otros géneros. ¿Qué pasa que si escribes romántica automáticamente tus escritos no valen nada? Creo que miramos la mota en el ojo ajeno y no vemos la viga que tenemos en el propio.
 
Quinto.- Para hablar hay que hacerlo con conocimiento de causa, leánse algunos libros románticos que los hay muy buenos, con la mente libre de prejuicios. Eso es lo que yo hago con otros géneros u otros autores y estoy descubriendo cosas muy buenas y que merecen la pena.
 
Sexto.- Si no les gusta, al menos proporcionen una opinión desde el respeto y la tolerancia (que mejor nos iría en muchos aspectos de la vida de esa manera y menos guerras habría), la prepotencia  no es buena compañera. Si nos les gusta algo, usen argumentos lógicos y no insultos. No compren o no lean esos libros. Total, agua que no has de beber dejála correr. Pero no incurran en el insulto  y el escupir veneno como salida fácil. Hay una gran diferencia entre crítica constructiva y destructiva.
 
Dicho esto, voy a dormir esta noche a pierna suelta. Las cosas que he señalado lo hago con prudencia, tolerancia y educación. 
Admito todos los comentarios que se quieran hacer a esta entrada pero desde el respeto o los quito rápido. No voy a decir en dónde se está llevando a cabo esta conducta porque no les voy a dar una publicidad que no merecen y os pido que tampoco lo pongáis en comentarios.
 
Saludos a todos. Gracias.

Etiquetas