lunes, 31 de marzo de 2014

ENTREVISTA A ÁNGELES IBIRIKA

La entrada de hoy es para la última entrevista que he realizado para el blog,(cuando tengo algo de tiempo voy retomando esta sección) y es con una autora que me encanta y que no sé transmitir las sensaciones que me provoca su entrevista, pero la siento muy cercana, casi como si estuviese enfrente mia contestando... No sé si percibiréis esa sinceridad, cariño y cercanía al leerla pero en cualquier caso espero que la disfrutéis tanto como yo.
 
Saludos a todos.
 
 
ENTREVISTA ÁNGELES IBIRIKA

En primer lugar quisiera agradecer tu amabilidad al responder a estas preguntas para los lectores del blog y permitirnos conocerte un poco más a ti y tus proyectos.
1.    He visto que has comentado en alguna ocasión que tuviste tus años viajeros con tu marido y que ahora te apetece más la tranquilidad y la compañía de tus seres queridos. ¿Dónde has estado? ¿Puede ser que ambientes alguna de tus novelas en alguno de estos lugares que has visitado?
He estado en más lugares de los que puedo recordar, y eso me fastidia mucho. Debí escribir diarios de viajes o algo parecido para que esto no ocurriera (risas).
Por citar algunos de esos países, te diré que he estado en una gran parte de Europa: Francia, Alemania, Suiza, Dinamarca, Austria, Suecia, Holanda... También en Egipto, Canadá, Estados Unidos, Argentina, Brasil, México, Puerto Rico, Antigua, Aruba, islas Seychelles, República Dominicana, Cuba, Colombia, Las islas Vírgenes Americanas, Iguazú en Argentina… Hasta el momento todas mis novelas transcurren en lugares que conozco. Donde siempre es otoño la ambienté en Manhattan y en Baltimore, lugares que conocía de uno de esos viajes y que me parecieron perfectos para la historia que quería contar.
2.    También has comentado que se te dan bien las manualidades y la cocina. ¿Algo más que la gente no sepa que haces en tus ratos libres y que pueda resultar curioso o mostrar tus preferencias?
Me gusta la fotografía, y hace muchos años me presenté a varios concursos, en los que quedé francamente bien. También me dio una época por pintar cuadros, pero lo dejé porque algún componente de lo que usaba me provocaba alergia. Ya tengo una hermana alérgica, sé lo duro que es, con lo que en lugar de hacerme pruebas decidí dejar la afición y pasar a otra cosa.
3.    Hasta ahora todas las obras que has escrito son de romántica sentimental. ¿Te ha propuesto alguna editorial o tú misma has pensado escribir algún género diferente dentro de la romántica?
Más de una vez he estado tentada de escribir una de vaqueros, incluso tengo por ahí una idea sobre una apasionada historia que transcurre durante la Segunda Guerra Mundial, pero siempre termino escribiendo contemporánea. Y desde luego siempre historias de amor. Es lo que me gusta.
4.    Tu último libro está ambientado en Bermeo, y al poco tiempo de su publicación esta ciudad sufrió un grave incendio en el casco viejo, ¿qué sentiste? Sé que te afectó y que pusiste tu grano de arena para colaborar.
Sentí dolor, pena. Como si se estuviera quemando mi pueblo. Lo hubiera sentido igual aunque no me hubiera pasado todo un año caminando mentalmente por sus calles, y también con algunas visitas reales. Pero el hecho de que fuera el pueblo de Kaiet, Maddi o Gabino, que siempre serán parte de mí, lo hacían todo más doloroso. Doné el valor de todas las ventas de Días de lluvia porque fue algo que me brotó del corazón. No puede haber mejor motivo que ese para hacer cualquier cosa.
5.    ¿Qué pregunta te harías a ti misma porque aún no te la han hecho en ninguna entrevista y te gustaría responderla? Adelante, tienes toda la libertad para hacerla ahora...
Me lo pones difícil, porque siempre me habéis hecho preguntas maravillosas a las que me ha encantado responder. Y por más que pienso no se me ocurre ninguna nueva. Yal vez… Sí. Creo que nadie me ha preguntado qué he encontrado en este mundo de la publicación que quiera llevarme conmigo cuando deje de escribir. Y te voy a responder a esa pregunta que tampoco tú me has hecho (risas).
Amigos. Incontables amigos a los que agradezco que lean mis historias, que las comenten, que las recomienden, y que me sientan como a una amiga cercana. Porque esa es la parte más bonita de todo esto. Los lazos que se estrechan con personas a las que de no haber sido por esto jamás hubiera conocido. La amistad, el cariño. Espero llevarme todo eso conmigo, porque realmente es lo único que importa. Todo lo demás es efímero.
6.    ¿Cómo haces para construir esos personajes con pasados e historias tan desgarradoras y que conectan tan bien con el lector?
No hay fórmulas mágicas. Tú creas un personaje sin saber si conectará con el lector, y es posible que alguna vez uno de ellos no conecte con nadie (risas). Cuando creé a Ian O´Connell quise hacer un hombre odioso al que con el transcurrir de la historia se pudiera terminar amando. Sabía que era un personaje arriesgado, pero eso me parece mejor y más interesante que ir siempre a los protagonistas perfectos a los que nada se les puede echar en cara. Arriesgar siempre es bueno, independientemente de que salga mal o bien.
7.    Tu nueva novela parece que trata sobre un jugador de béisbol. Nos puedes dar algún detalle jugoso: pequeño extracto, descripción argumento, ambientación… Es que la espera para tus libros se hace muy larga.
Y esta vez es más larga aún, porque este 2014 no voy a publicar. No es capricho, sino una necesidad que yo tenía de hacerlo así. Y por eso, porque «mi» jugador de béisbol no será «vuestro» hasta el primer trimestre del 2015, no debo adelantar mucho. Solo deciros que no va a ser el típico deportista de las novelas románticas, cachas y cargado de testosterona. Aunque su profesión sea tan de estrella y aparentemente banal, él es otro de mis hombres.
Puedo contaros que Matthew va a conocer a una mujer totalmente opuesta a él y diferente a las mujeres de las que acostumbra a rodearse. Este personaje femenino me lo ha inspirado mi hija. Tiene mucho de ella, y lo adoro. Ella será clara y transparente desde el principio. Él esconderá muchas cosas, también desde el principio. Se encuentran por casualidad, y de no ser por esa situación complicada por la que él pasa, jamás se hubieran conocido. O si se hubieran visto él ni siquiera la hubiera mirado dos veces (risas)
8.    ¿Cómo organizas todas tus ideas para crear el argumento de tus novelas y no incurrir en contradicciones o errores? Redactas muy bien, ¿has hecho cursos de escritura?
Creo que incurrir en contradicciones y errores es el temor que todos los escritores tenemos cometer. Creo que es muy fácil caer en ellos, y para no hacerlo tienes que tener una memoria de elefante o unas fichas en las que lo anotes todo para poder consultarlo cada vez que lo necesites. Yo lo anoto todo sobre cada personaje, y voy añadiendo cada cosa que aparece a lo largo de la historia. Por ejemplo, si de pronto uno de los personajes se compra un coche, yo anoto en la ficha el modelo, el color. Y así con cada nuevo dato o persona que aparezca de pronto.
Gracias por decir que redacto bien. Mi forma de hacerlo, buena o mala, es la consecuencia de dos motivos. O al menos es lo que yo creo. El primero es que mis primeros escritos fueron poesías. De adolescente eran poesías de rebeldía, y al crecer y enamorarme, primero del amor y después del que hoy es mi marido, pasaron a ser románticas. El otro motivo puede  estar en lo exigente que soy al escribir. Porque lo soy con cada una de mis frases, incluso con cada palabra. Nada puede romper el ritmo y el tono de la narración, porque pienso que eso te saca de la historia cuando la estás leyendo.
9.    ¿Qué personaje te ha costado más crear?
No tengo la sensación de que me hayan costado más unos que otros. He disfrutado con cada uno, tal vez un poco más con los más complejos, con los más duros, porque me he tenido que meter en lo más profundo de su cerebro, pero también en lo más hondo de su alma. Te aseguro que al terminar me quedaba satisfecha, pero agotada y vacía por dentro.
10.  ¿Qué personaje, una vez lo creaste, pensaste que debería existir de verdad de lo real que parecía?
Todos los siento como si fueran reales, y con todos he llegado a tener la sensación de que los encontraría en cualquier esquina. En especial cuando recorro los lugares en los que ellos viven, odian o aman. Y, lógicamente, eso me ha pasado más con Mikel, pues Billbao y las zonas por las que él expiaba a Ane forman parte de mi zona habitual de compras, donde me tomo un café o me reúno con mis amigas o mis hermanas.
11. ¿Cuánto tiempo puede durar tu proceso creativo hasta que el libro está finalizado?
Normalmente unos diez meses, aunque en esta ocasión me está tomando más tiempo porque la nueva historia lleva muchísima documentación. Y también porque quiero hacer algo muy especial que os sorprenda.
12. ¿Con qué género de la romántica no te atreverías nunca y por qué?
No me atrevería con el histórico, esencialmente por dos razones.  Una de ellas es que no me motiva en absoluto. La otra es que me da muchísima pereza comenzar a documentarme sobre una época de la que no tengo absolutamente nada. Aunque luego me meto en historias como la que estoy escribiendo ahora, para la que me estoy documentando como si estuviera ambientada en otro tiempo, y hasta en otro mundo (risas). Creo que una histórica me hubiera resultado menos agotador. Aunque también menos gratificante.
13.  Alguien a quién admires profundamente y por qué.
Personas cercanas hay unas cuantas. Por ejemplo mi marido, que se ha hecho a sí mismo y ha conseguido realizar sus sueños y ser quién siempre quiso ser. Pero te aseguro que no es el único al que admiro de las personas maravillosas que me rodean.
14.  Un sueño frustrado y un libro que no hayas podido terminar de leer nunca.
Por fortuna, no tengo sueños frustrados. Me siento afortunada, tanto que a veces tengo miedo de que esta larguísima racha de años y años de tranquilidad y buena suerte cambie. Porque nada es eterno. Por eso trato de disfrutar de cada segundo y de no dar importancia a las cosas que no lo tienen.
Un libro que no haya podido terminar de leer… Hay unos cuantos. Pero no quiero nombrar ninguno, porque soy muy consciente del esfuerzo enorme que conlleva escribir una novela, cualquier novela. Si como lectora siempre he sentido mucho respeto por el trabajo de los escritores, ahora como escritora lo respeto mucho más. Además de que creo que he perdido el derecho a criticar.
15.  Un recuerdo especial que quieras compartir con nosotros.
Fíjate. Hay un recuerdo muy simple que me encanta, porque de él tengo presente hasta el olor. Me veo con mi amama, de camino a mi primer día de escuela. Una mano en la de ella, y en la otra un cuaderno de tapas naranjas, un lapicero y una goma de borrar. Y recuerdo con precisión el olor de la goma, del lapicero y de las hojas nuevas del cuaderno. Me resulta tierno y tranquilizador.
 
Espero que hayas disfrutado de esta pequeña entrevista y no haber sido muy indiscreta. Un besazo enorme Ángeles.
 
Otro abrazo grandote para ti y para tus lectores. Ha sido divertido responder a tus preguntas, y me han encantado tus correctísimas indiscreciones (risas). Gracias por invitarme a tu blog. Ha sido un placer que me deja con ganas de repetir.


Etiquetas